América Latina y la seguridad alimentaria mundial: Ayudando al mundo entero a aprender a pescar

22 abril, 2014 by (comments)

lac_despensa_globalEn el debate mundial sobre la seguridad alimentaria, a menudo se pasan por alto dos temas clave relacionados con América Latina: primero, la vulnerabilidad continuada de algunas partes de la región ante la inseguridad alimentaria y nutricional y, segundo, el enorme potencial de la región en su conjunto para aportar soluciones globales.

En la actualidad, dos organizaciones que están especialmente bien posicionadas para exponer ampliamente estos temas así lo han hecho —de forma integral y contundente— en una publicación titulada La próxima despensa global: Cómo América Latina puede alimentar al mundo, preparada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en alianza con Global Harvest Initiative.

El CIAT se complace en haber participado en los comités directivo y técnico de la publicación, y estamos encantados con el resultado final. Asimismo nos sentimos orgullosos de haber ayudado a crear muchas de las innovaciones científicas que están situando a la agricultura de esta región en un claro camino hacia el desarrollo sostenible y la resiliencia climática. Respaldamos las recomendaciones de la publicación, en especial el primer grupo relacionado con la inversión de los sectores público y privado en la ciencia agrícola.

Si quienes invierten en investigación para el desarrollo toman nota de este excelente consejo, no me queda duda que en los próximos años América Latina alcanzará su destino como “la despensa del mundo” —la visión que el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, describe en el mensaje de introducción del informe y para la cual las secciones subsiguientes brindan un plano detallado.

No obstante, también creo en una visión más amplia de la contribución de esta región a la seguridad alimentaria mundial, que es tal vez mejor capturada en el antiguo refrán: “Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día; enséñale a un hombre a pescar y lo alimentarás por el resto de su vida”.

Así es, América Latina puede alimentar al mundo expandiendo sus exportaciones de alimentos. Al mismo tiempo, incluso, puede ayudar al mundo a aprender a alimentarse a sí mismo al acelerar el intercambio tecnológico con otras regiones para beneficio mutuo. Esta es la visión a la cual mi organización, el CIAT, ha dedicado gran parte de sus esfuerzos durante casi 5 décadas, generando mejoras significativas en los medios de vida rurales en los trópicos.

4105701647_21ca5b30a0_z (1)Por ejemplo, las variedades mejoradas de fríjol desarrolladas en América Latina —además de ser cultivadas en el 50% del área total de fríjol de la región— han contribuido de manera crucial al desarrollo de nuevas variedades para África subsahariana, en donde han sido adoptadas por más de 5 millones de hogares rurales, fortaleciendo así enormemente la seguridad alimentaria local. Según un estudio reciente, tan solo en Ruanda, las variedades mejoradas de fríjol han alejado el hambre crónica de las vidas de medio millón de personas.

De igual manera, las variedades mejoradas de yuca de América Latina han ayudado a crear un auge de este cultivo en Asia suroriental, lo cual ha transformado a la raíz de ser un cultivo alimentario secundario a materia prima preferida para la industria almidonera. La producción a pequeña escala de las nuevas variedades, en palabras de un nuevo estudio, ha tenido “impacto sustancial en el alivio de la pobreza”. El sector yuquero propio de América Latina al igual que el de África están aprendiendo del modelo asiático de desarrollo de la yuca.

Este y muchos otros ejemplos demuestran el valor del intercambio Sur-Sur de tecnología y resaltan la importante función facilitadora que los centros internacionales desempeñan a través de la capacitación y la investigación colaborativa en todos los continentes. Ante los progresivos desafíos mundiales, como la creciente demanda de alimentos y el cambio climático, es apremiante que intensifiquemos este tipo de intercambios. El potencial de cosechar mayores beneficios es enorme, y muchas de las mejores oportunidades de lograrlo se mencionan en La próxima despensa global.

Tomen, por ejemplo, la labor del “cierre de las brechas de rendimiento”, descrita en la página 13. La experiencia del CIAT sugiere que en este respecto América Latina tiene mucho que ofrecer y mucho que obtener de otras regiones. En el sur de Brasil, un enfoque innovador de extensión agrícola para mejorar el manejo del cultivo de arroz redujo la brecha de rendimiento en todo el estado de Rio Grande do Sul en una tonelada por hectárea en apenas 4 años. Con las tasas de crecimiento anteriores, lograr un aumento de esta magnitud se habría demorado 40 años.

Entretanto, varios países del sur y oriente de África han pasado a liderar la investigación encaminada a mejorar el manejo del suelo y los cultivos mediante recomendaciones específicas por sitio desarrolladas con la ayuda de mapas digitales de suelos y bases de datos asociadas. A través de una iniciativa coordinada por el CIAT, investigadores en América Latina están empleando estos conocimientos para crear un sistema moderno de información de suelos para su región.

Los nuevos programas de investigación de CGIAR brindan un marco sólido para compartir lecciones aprendidas de experiencias como estas en todas las regiones. El programa sobre Agua, Paisajes y Ecosistemas (WLE), por ejemplo, facilita un aprendizaje conjunto sobre nuevos esquemas que buscan brindar a la población rural incentivos más fuertes para elevar los servicios ambientales vitales.

América Latina es un importante proveedor mundial de estos servicios, que tienen un efecto directo en la seguridad alimentaria, los medios de vida rurales y el desarrollo económico. Dentro del marco del WLE, investigadores del CIAT están apoyando el desarrollo de esquemas novedosos para preservar los flujos de agua en la región andina, así como en el sur y oriente de África.

Igualmente, el programa sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), liderado por el CIAT, organizó en 2013 una visita con fines de intercambio a Senegal para una delegación de América Latina interesada en la experiencia pionera del país con la difusión de pronósticos climáticos para agricultores. El mes próximo, una delegación de cerca de 20 líderes científicos y políticos de Senegal visitarán Colombia para aprender acerca de lo que este país está haciendo para lograr que sus cultivos, cadenas de valor y sistemas de producción sean inteligentes respecto al clima.

colombia_senegal

Foto: A. Jarvis (CIAT)

Tagged With: , , , , , ,
Filed Under: América Latina y el Caribe, Cultivos, Fríjol, Regiones, Yuca