Sur de Brasil ¿próxima zona de alto riesgo para plagas de yuca?

22 junio, 2012 by (comments)

Los inviernos más calurosos están contribuyendo a una peligrosa acumulación de plagas de cultivos en la región productora de yuca del sur de Brasil, según indican científicos del CIAT.

Plagas potencialmente devastadoras para la yuca como el piojo harinoso, la mosca blanca, el chinche de encaje y el ácaro verde —que normalmente eran controladas por heladas ocasionales y prácticas de manejo del cultivo— actualmente están en aumento.

La yuca es un cultivo industrial multimillonario en el sur de Brasil. El almidón de las raíces se utiliza para abastecer industrias que van desde la minería y los cosméticos hasta el procesamiento de alimentos y textiles. Cerca del 70% del cultivo es producido por pequeños agricultores en la región, y fábricas procesadoras emplean a miles de personas en las zonas rurales.

La investigación del CIAT muestra que las temperaturas promedio en el sur y centro de Brasil —que abarcan los estados de Mato Grosso del Sur, Paraná y São Paulo— se han incrementado en 1.5 °C desde 1950 y continúan en aumento.

“Puede que este aumento no parezca significativo, pero puede marcar la diferencia entre que haya heladas o no”, según señaló Tony Bellotti entomólogo del CIAT y experto en plagas de la yuca, en la segunda reunión de la Asociación Mundial de la Yuca para el Siglo XXI (GCP21-II, por sus siglas en inglés) en Kampala, Uganda.

GCP-31

“Las heladas contribuyen a romper los ciclos de las plagas; sino se presentan, éstas pueden sobrevivir hasta la primavera”.

Según el Dr. Bellotti, existen otros factores que contribuyen a que la yuca en el sur de Brasil presente una mayor vulnerabilidad ante los brotes de plagas.

“Con la demanda de almidón durante todo el año, se observa cada vez más que se siembran distintas generaciones de yuca en ciclos superpuestos, a veces la una al lado de la otra en el campo de cultivo. Esto permite que las plagas pasen de una generación a otra. También se observa que se almacena material de siembra —estacas cortadas de antiguas plantas de yuca— cerca a las plantas que crecen en el campo. A menos que reciban tratamiento, estas estacas pueden albergar plagas, lo cual quiere decir que sencillamente están esperando abalanzarse sobre las plantas nuevas.

“Una reacción común al aumento en la población de plagas es aumentar el uso de pesticidas. Sin embargo, estas sustancias no discriminan y a menudo exterminan a insectos benéficos —los enemigos naturales de las plagas de la yuca, como ciertas arañas y avispas parásitas. Esto puede hacer que la situación sea más precaria”.

Si bien la yuca ha demostrado que puede resistir condiciones difíciles que acabarían con otros cultivos alimenticios, solamente puede sobrevivir hasta cierto punto.

“A medida que las condiciones más calurosas comienzan a beneficiar la producción de yuca en nuevas zonas, los agricultores y la industria deben estar alerta a problemas por aumento de plagas. Esto no solamente aplica para América del Sur, sino también para las zonas de cultivo de yuca en el presente y potenciales a futuro en el sur de África y Asia”.

Tagged With: , , , , , , , , , ,
Filed Under: América Latina y el Caribe, Cultivos, Regiones, Yuca