Guerra por comida, guerra por espacio ¿el futuro de África Central?

30 octubre, 2011 by (comments)

Cuando se llega por avión a Kigali, capital de Ruanda, una cosa queda perfectamente clara: hay poca tierra. Pareciera que cada centímetro de este montañoso país estuviera cultivado.

Con razón algunos expertos están preocupados porque Ruanda y su país vecino Burundi pudieran ser el epicentro de una bomba de tiempo demográfica. Son pequeños y sin acceso al mar, y tienen una densidad demográfica de casi 400 personas por kilómetro cuadrado.

Es sólo cuestión de tiempo para que el tamaño de la población de estos países exceda la capacidad de carga de sus tierras. Desde una altura de 10.000 pies pareciera que la producción de alimentos en Ruanda ya ha alcanzado su límite. Si en alguna parte la intensificación sostenible ha sido necesaria, es aquí.

Nteranya Sanginga, el director saliente del Instituto de Biología y Fertilidad de Suelos Tropicales (TSBF), con sede en el CIAT-Nairobi, puso el tema en consideración esta semana. Ante una rueda de prensa, durante la conferencia del Consorcio para Mejorar los Medios de Vida basados en la Agricultura en África Central (CIALCA), realizada en Kigali, recalcó el alto precio que se pagaría al no cortar el problema de raíz, con un escalofriante mensaje:

“Volveremos a estar en guerra —y no por diferencias étnicas— sino en guerra por comida y por espacio”.

Esto incluso sin tener en cuenta factores agravantes adicionales, como el cambio climático.

¿El único camino es hacia arriba?

La buena noticia es que hay en marcha algunas soluciones prometedoras, y otras están en proceso.

El Fríjol trepador ofrece buenas alternativas. A diferencia del fríjol arbustivo que crece hacia los lados, esta variedad crece hacia arriba haciendo un uso excelente del espacio limitado. Es incluso tres veces más productivo que el fríjol arbustivo, y ciertas variedades mejoradas son resistentes a algunas de las enfermedades más frecuentes en la región.

Las leguminosas tienen además la capacidad de fijar nitrógeno, lo cual contribuye a la fertilidad de los suelos —una cualidad nada despreciable en África Central. Además, para una gran parte de la población en la región, el fríjol es la fuente primaria de proteína alimenticia y con frecuencia se le denomina la “carne de los pobres”.

La adopción de variedades mejoradas de fríjol trepador desarrolladas por la Alianza Panafricana de Investigación en Fríjol (PABRA), liderada por el CIAT, en cercana colaboración con el Instituto de Investigación Agrícola de Ruanda (ISAR), ha sido un proceso rápido y generalizado. De hecho, al conducir unos 60 km desde Ruhengeri, en el norte de Ruanda, hasta Gisenyi en la frontera de la República Democrática del Congo, el paisaje se ve rodeado de un ondulante mar de variedades trepadoras.

Si bien el fríjol trepador es casi sin duda parte de la solución para la creciente presión sobre las tierras en Ruanda, no constituye una panacea para todos sus problemas. Tendrá que combinarse con un coctel de prácticas de intensificación que sean inteligentes respecto al clima y adecuadas para la región. Muchas de estas prácticas ya están siendo evaluadas por CIALCA.

Para mayor información, haga clic aquí Conferencia Internacional de CIALCA 2011 (disponible solamente en inglés).

Por Neil Palmer.

Tagged With: , , , , , , , , , , , ,
Filed Under: África, Agro-ecología y Economía, Regiones