Sudán del Sur: Sembrando las semillas de una revolución agrícola

21 julio, 2011 by (comments)

La ayuda a la agricultura será fundamental para el desarrollo de la nación más nueva del mundo, y se hace necesario un replanteamiento importante del apoyo existente, según un informe publicado recientemente por CIAT, FAO y una alianza de socios de investigación.

Al separarse formalmente los 10 estados del extremo sur de Sudán para formar la independiente República de Sudán del Sur, el nuevo país se unió a los rangos de algunas de las naciones menos desarrolladas de África. Mientras que su economía depende en gran parte de sus importantes reservas de petróleo, la agricultura de subsistencia es el sustento de cerca del 80 por ciento de la población y más de la mitad de la población rural vive debajo del umbral de la pobreza.

En un consenso generalizado se determinó que el país tiene gran potencial para una revolución agrícola, después de que décadas de guerra civil paralizaron el desarrollo agrícola. Más de tres cuartos de Sudán del Sur es cultivable —casi el triple del país vecino de Kenia—y un reconocimiento por satélite reciente financiado por la FAO encontró que menos del 5% de la tierra disponible está actualmente bajo cultivo.

La reciente evaluación del sistema de seguridad de semillas de Sudán del Sur (SSSA) (en inglés), realizada por CIAT y FAO, aborda directamente algunos de los factores que promueven el desarrollo en el país: el acceso de los agricultores a material de siembra de buena calidad y la capacidad de los mismos para sembrar cultivos rentables. El estudio reveló que los agricultores eran, en gran parte, capaces de mantener y hasta entender las superficies terrestres bajo cultivo, aprovechando canales locales de semilla en funcionamiento. Los agricultores indicaron sus intenciones de incrementar en casi el 80% sus cultivos. Hasta los grupos de desplazados y repatriados informaron que ellos aumentarían sus cultivos en más del 60%.

Sin embargo, mientras los sistemas locales existentes de producción y distribución de semilla funcionan bien en términos generales, los agricultores en algunas áreas son sumamente vulnerables, debido a una combinación de escasez de mano de obra e ingresos, problemas de salud humana y una dependencia potencialmente desestabilizadora en la ayuda extranjera en forma de semilla. Los hogares donde las mujeres son cabeza de hogar afrontan, en particular, retos formidables para desbrozar nuevas tierras y cercar campos para mantener fuera los muchos animales salvajes y domésticos. La evaluación también encontró que menos del 1% de los agricultores utilizan fertilizante mineral, y que la deficiente infraestructura de almacenamiento en poscosecha y una infraestructura de transporte casi inexistente crean importantes cuellos de botella para la seguridad alimentaria y el muy necesario desarrollo agroempresarial.

Esta evaluación también reveló una necesidad generalizada de identificar variedades de sorgo, maíz, yuca y hortalizas bien adaptadas a las condiciones locales y ponerlas a disposición de los agricultores, satisfacer las preferencias de los agricultores y responder a las necesidades de un mercado dinámico. El mejoramiento de cultivos, la conservación de líneas locales y la producción descentralizada de semillas, dentro del mismo país, ayudarán a formar la base de un sistema sostenible y dinámico de producción de alimentos. Se deben promover y apoyar la innovación local y la participación activa de los agricultores en los esfuerzos de mejoramiento. En aquellos sitios donde se está ofreciendo reiteradamente la ayuda en forma de semilla, durante tres estaciones consecutivas o más, el informe recomienda que los organismos de ayuda, los donantes y el gobierno de Sudán del Sur realicen una revisión exhaustiva.

Hay mucha más información en el extenso informe de 140 páginas, que se espera que se convierte en una de las piedras angulares de los esfuerzos de desarrollo en Sudán del Sur, ayudando al país hacer realidad su potencial agrícola.

Tagged With: , , ,
Filed Under: África, Regiones