La apuesta regional a la integración

4 marzo, 2015 by (comments)

La integración de los sectores arroceros de América Latina y el Caribe permitirá fortalecer la competitividad de la región. Esta fue la gran consigna que dejó la XII Conferencia Internacional de Arroz que se llevó a cabo en Porto Alegre, (Rio Grande do Sul, Brasil), entre el 23 y el 26 de febrero de 2015.

16714278022_e501c28d69_z
El más importante evento científico en arroz que se realiza cada cuatro años contó con la asistencia de 460 participantes de 33 países entre científicos, investigadores, técnicos, productores, molineros y estudiantes, quienes conocieron los avances que se han logrado en la región y en el mundo en investigación y desarrollo tecnológico.

Genética, fitomejoramiento, agronomía, calidad de arroz, políticas, cambio climático, valor agregado, nuevas oportunidades de mercado y alianzas tecnológicas fueron algunas de las temáticas tratadas por 30 expositores quienes compartieron los conocimientos y experiencias que contribuirán a afrontar los desafíos de un cultivo que alimenta las dos terceras partes de la población mundial.

Robert Zeigler, Director General del Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI, por sus siglas en inglés), quien dio apertura a la Conferencia con su ponencia ‘Visión global para la investigación de arroz en 2035’, destacó los avances tecnológicos y el papel protagónico que tendrá América Latina en las próximas décadas.

“América Latina tiene enormes recursos de tierra y agua en abundancia y ya cuenta con una producción de arroz tecnificada. Sin embargo, el reto para este bloque regional será analizar muy bien los mercados mundiales y así diseñar un esquema de producción que pueda satisfacer esa demanda”, dijo Zeigler.

El Director del IRRI destacó igualmente la relevancia de las políticas gubernamentales y la inversión en alianzas que permitan que las tecnologías lleguen al campo. “Necesitamos avanzar hacia una nueva revolución verde basada en la ciencia”, dijo.

Joe Tohme, director del área de Agrobiodiversidad del CIAT, quien lideró uno de los cuatro paneles de la actividad ‘Visión del futuro en mejoramiento genético en el arroz’, resaltó igualmente la importancia de la integración regional y el fortalecimiento de redes como el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR) y el Consorcio Híbridos de Arroz para América Latina (HIAAL), que reúne a investigadores del CIAT y de otros centros de investigación, organizaciones de agricultores, molineros y comerciantes del sector arrocero de América Latina.

“El programa de arroz del CIAT está apoyando a diferentes países de la región para fortalecer su capacidad y establecer mecanismos que aumenten la competitividad, a nivel de materiales genéticos o a través del programa de agronomía que está desarrollando el FLAR”, aseguró el científico.

Por su parte, Édgar Torres, líder del programa de Arroz del CIAT, participó con su conferencia ‘Contribuciones del mejoramiento genético para la competitividad en la agricultura’.

Para el investigador, “existe una gran oportunidad para el desarrollo del sector arrocero si comenzamos con la diversidad genética, si consideramos todas las herramientas que tenemos actualmente y si fortalecemos la red de evaluación en campo que tenemos desde México hasta Chile”.

El poder de las alianzas

“Tener acceso a los más avanzado en tecnología, a bancos de germoplasma y tener contacto permanente con expertos investigadores es una ganancia muy fuerte para mejorar el cultivo del arroz y esto se logra cuando se unen capacidades, en el caso regional FLAR, CIAT, IRGA, GRiSP”, dijo Sergio Gindri, investigador del Instituto de Investigación del Arroz, del Estado de Rio Grande Do Sul, (IRGA), Brasil.

16527925810_04dffcfc77_z

A las relaciones estratégicas que incluyen igualmente a los gobiernos nacionales también se refirió en su ponencia Bas Bouman, director de la Alianza Global para la Ciencia del Arroz (GRiSP, por sus siglas en inglés) quien destacó el modelo de asociación e investigación que representa el programa de CGIAR para América Latina.

Para Bouman, “La mejor alternativa es trabajar mano a mano con los gobiernos y los programas nacionales y lograr su fortalecimiento. Todas las estrategias pueden dar lugar a que en el futuro los países de América Latina entren a competir con los mayores productores del mundo”.

Gonzalo Zorrilla, director del programa nacional de arroz del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Uruguay, destacó el aporte de GRiSP en la región. “Tenemos un contacto permanente y de puertas abiertas con el programa global. Es un éxito que involucre a todas las partes importantes del sector”.

En la XII Conferencia Internacional de Arroz para América Latina y el Caribe participaron también por el CIAT con sus ponencias magistrales la investigadora Camila Rebolledo quien habló sobre ‘Los tipos de plantas para diversos ambientes’, y el investigador Daniel Jiménez quien presentó “Uso del Big Data para la toma de mejores decisiones en la producción de arroz’. Igualmente, investigadores del programa de arroz y FLAR presentaron reportes técnicos.

FLAR: el esfuerzo común de los arroceros de LAC

“El FLAR es el socio más importante para diseminar el trabajo del GRiSP en América Latina”: Bas Bouman. Este fue uno de los muchos mensajes de respaldo que recibió el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego que celebró en la XII Conferencia Internacional de Arroz los 20 años de creación.

16714061531_eb27dc5c2b_z

Su director ejecutivo, Eduardo Graterol, agradeció el apoyo a las 34 organizaciones miembros del FLAR de 17 países, además del CIAT. “Hemos tejido una red de confianza”, dijo en su ponencia ‘FLAR: aporte a la investigación y desarrollo de la región’.

Los 103 sitios de evaluación de germoplasma y los 150 fitomejoradores y técnicos son dos de las fortalezas que tiene el FLAR, según manifestó Graterol. En sus dos décadas de historia, han sido liberadas 52 variedades FL por sus miembros en 13 países de América Latina y el Caribe.

“Hemos demostrado que con base en la tecnología y el conocimiento podemos ser más eficientes y productivos. La inversión en el FLAR abre horizontes para la competitividad”, dijo Graterol.

La Conferencia Internacional culminó con la visita a la estación experimental del IRGA donde los asistentes pudieron conocer programas de rotación con maíz y soya, la producción y uso de semillas, manejo integrado del arroz y el trabajo que el CIAT y el FLAR vienen desarrollando en proyectos específicos en esta región.


Filed Under: América Latina y el Caribe, Arroz, Cultivos, Regiones