Recortando la deforestación en la Amazonia: Mira, piensa y actúa

16 diciembre, 2014 by (comments)

Reducir la deforestación en la Amazonia es posible – Brasil lo ha logrado. Ahora es el turno de que otros países de la Amazonia hagan algo. Con Terra-i y otros colaboradores de Global Forest Watch, empecemos a monitorear los cambios en la cobertura de la tierra en la región para precisar mejor los factores determinantes de la deforestación y formular acciones apropiadas.

amazon_terrai_brasil_peru

Entre 2004 y 2011, Brasil redujo las tasas de deforestación en la Amazonia en un 77%, disminuyendo así sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en más de un tercio. Esto es un récord de todos los tiempos. Ningún país había podido reducir las emisiones tan drásticamente en un período similar, incluidas reducciones en transporte, energía y todos los otros sectores[i].

Esa reducción en la deforestación también tuvo enormes beneficios para la conservación de la biodiversidad, el agua, el suelo y otros servicios ambientales.

Sin embargo, el 40% del bosque amazónico queda por fuera de Brasil, compartido entre Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Surinam, Guyana y Guyana Francesa. Así que, ¿qué está pasando en estos países?

Pues bien, el panorama no luce nada bien. Según expertos del CIAT, mientras las tasas de deforestación disminuyeron en Brasil, en otros países de la Amazonia aumentaron, y las cifras muestran una contribución combinada a la deforestación de la Amazonia de 8–15% para 2005 a 23–30% en 2011[ii].

Si bien el efecto de la crisis económica mundial sobre la demanda de productos básicos ciertamente ayudó a frenar la deforestación en la Amazonia brasileña, una combinación de intervenciones dirigidas fue lo que realmente hizo la diferencia. Políticas y programas similares son necesarios en otros países de la Amazonia para lograr el mismo tipo de resultados.

Estos incluyen, por ejemplo, moratorias de productos básicos por el mismo estilo de las moratorias de soya y carne de res de Brasil, acciones para el cumplimiento de la ley y amenazas efectivas de procesos legales, políticas estatales, cambio en el uso de la tierra de bajas emisiones, fortalecimiento de áreas protegidas, amplio apoyo de donantes internacionales para programas para la reducción de emisiones y un mejor monitoreo forestal [iii].

Desde abril de 2014, el Perú ha adoptado la herramienta Terra-i del CIAT como un sistema de alerta temprana para monitorear el cambio en la cubierta de la tierra y el cambio en el uso del suelo.

Terra-i detecta cambios en la cobertura de la tierra ocasionados por actividades humanas en tiempo casi real y actualmente su alcance se extiende a toda América Latina. Esta herramienta mostró que entre 2004 y 2011 la región de Madre de Dios en el Perú perdió casi 30.000 hectáreas de cobertura vegetal natural. Imágenes más recientes muestran que la deforestación continuó extendiéndose después de 2011 en relación a la minería de oro (ver imagen más adelante). Terra-i también registró tasas alarmantes de deforestación en las provincias de Manu y Tambopata, en donde las actividades de minería se han expandido considerablemente desde 2005 debido al aumento continuo en los precios del oro. (blog)

madre_de_dios_sm-1024x922

En septiembre de 2013, investigadores también validaron las observaciones de Terra-i en Pucallpa, la capital de la región de Ucayali en el Perú, en donde se habían detectado drásticas señales de tala de tierra en grandes superficies. El equipo confirmó en el terreno que nuevas plantaciones de palma de aceite habían estado cobrando un valor en la Amazonia peruana por cortar, talar y quemar bosque – y su vida silvestre (blog).

Usando Terra-i como un sistema de alerta temprana, el Gobierno peruano cuenta ahora con los medios para reaccionar rápidamente a las amenazas de deforestación y puede basarse en datos sensatos y actualizados para sus procesos de toma de decisiones relacionadas con la dinámica del uso de la tierra y el desarrollo estratégico de los recursos naturales.

Terra-i Perú es ampliamente usada por técnicos en el Ministerio del Ambiente (MINAM) del Perú para detectar rápidamente nuevas áreas de cambio y actuar conforme a la situación”, afirma Louis Reymondin del CIAT, quien forma parte del equipo de Terra-i. “Hoy por hoy, ellos pueden incluso determinar los factores que causan la deforestación en sitios específicos – por ejemplo, agricultura, ganadería, minería y otros – gracias a una nueva colaboración con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), que les da acceso a informes de las visitas de campo de los guardianes de los parques”, agrega Reymondin.

De hecho, los guardianes de los parques recibieron capacitación en el uso de Terra-i Perú para identificar nuevas áreas de cambio dentro de las áreas protegidas y ayudar a los técnicos del MINAM con la difícil tarea de proteger los bosques (blog).

Terra-i actualmente cubre a toda América Latina y expandirá su alcance el próximo año para cubrir todos los trópicos. A diciembre de 2014, Terra-i es socio en Global Forest Watch (GFW), convocado por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), y contribuye a esta iniciativa mundial con datos sobre los cambios a nivel de bosques. Según WRI, Terra-i es una adición crucial para la plataforma de GFW. Permite a los usuarios poner alertas sobre pérdida de cobertura de árboles en contexto con datos sobre cobertura forestal, comunidades y biodiversidad relevantes para una mayor comprensión de en dónde – y por qué – están desapareciendo los bosques.

________________________________________

[i] Boucher et al., 2013
[ii] Analysis of multiple information sources – including Terra-I, FORMA and Hansen data sets
[iii] Boucher et al., 2013; Börner et al., 2011; Macedo et al., 2012; Nepstad et al., 2014; Soares Filho et al., 2010

Tagged With: , , , , , , ,
Filed Under: América Latina y el Caribe, Cambio Climático