Del concepto a la práctica: integración de sitios en Centroamérica

26 mayo, 2014 by (comments)

El CIAT cumpliendo su papel estratégico de coordinación de actividades de los Programas de Investigación de CGIAR (CRPs, por sus siglas en inglés) en la región de Centroamérica y el Caribe, realizó recientemente el Taller “Integración de Sitios” en Managua, Nicaragua.

La reunión contó con la participación de Bioversity Internacional, CIMMYT, CIFOR, CIP, ICRAF e ILRI y actores clave en la región como CATIE, CIRAD, CRS, IICA y UNA. El evento se realizó en respuesta al lineamiento planteado por el Consorcio CGIAR para integrar los sitios de evaluación en la región, con el objetivo principal de iniciar un diálogo sobre las oportunidades de trabajo en conjunto en Centroamérica y el Caribe, incluyendo la integración de sitios en el contexto de los CRPs.

ca
El grupo propuso una visión ambiciosa de la integración que unifique las actividades que se están implementando en Centroamérica bajo una estrategia regional enfocada en las prioridades locales. Esto significa colaborar en la planificación, monitoreo y evaluación de actividades y compartir recursos para intensificar el impacto de los proyectos en la región. Se destacó que más allá de ser un objetivo final, la integración constituye un medio continuo para potenciar las sinergias existentes entre las instituciones, llevándolas desde el nivel conceptual hasta el nivel práctico.

“Necesitamos cruzar barreras institucionales y entre CRPs para ser eficientes en nuestro manejo de recursos y metodologías, servir de forma significativa a los agricultores y lograr un buen impacto”, dijo Marleni Ramírez, directora regional de Bioversity Internacional. “Debemos construir sobre lo que ya hemos hecho entre organizaciones socias, para evitar la saturación de la región con intervenciones”.

El éxito de la integración depende de diversos factores, entre ellos tener una visión y objetivos compartidos, contar con un liderazgo que promueva acciones generadoras de alianzas y el uso de metodologías que garanticen resultados a nivel local.

“Nuestro enfoque debe estar sobre qué podemos hacer nosotros para la región y cómo nos podemos convertir en mejores socios para las organizaciones regionales”, expresó Mark Lundy, investigador del CIAT. “Poniendo la investigación científica al servicio de la región, Centroamérica y el Caribe se puede convertir en un ejemplo global de una despensa sostenible donde las personas viven de manera digna”.

Además de los temas relevantes en la región, existen temas transversales que son válidos a nivel global y sirven como vínculo con las actividades y experiencias en distintas partes del mundo.

Una estrategia en común

El consenso durante la reunión fue que Centroamérica y el Caribe necesitan una estrategia de acción elaborada participativamente en conjunto con socios locales, enfocada en problemas relevantes y en geografías clave por su potencial de escalonamiento. A partir de este elemento surgió también la necesidad de elaborar un mecanismo de información y coordinación, con el fin de evitar redundancias en las agendas de trabajo de cada institución, llenar vacíos y aumentar la eficiencia y el impacto.

DSC08458
Por otro lado, se destacó la importancia de combinar la ciencia aplicada y básica, disciplinaria y multidisciplinaria para responder a la problemática regional, así como contar con un sistema de gestión de la información para movilizar el conocimiento y facilitar su integración en desarrollo rural, la educación, el diseño de políticas y los procesos de toma de decisiones.

“El primer paso es reconocer la importancia de la región y aterrizar los Resultados a Nivel de Sistema (SLOs, por sus siglas en inglés) al contexto de Centroamérica, brindando un espacio a los actores locales para participar en la priorización de las necesidades de investigación”, expresó Jenny Ordóñez, investigadora de ICRAF.

Juntando recursos y experiencia

“Retomando las experiencias de los distintos centros en torno a planificación e investigación integral, es necesario aprovechar este espacio compartido para elaborar propuestas que responden a las demandas de Centroamérica y llevan resultados a agricultores, ganaderos y la parte forestal”, expresó Matilde Somarriba, vice rectora de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente (FARENA) de la Universidad Nacional Agraria (UNA) de Nicaragua.

El análisis de políticas, la contextualización y el diálogo constituyen los puntos clave de la integración, con el propósito de definir una agenda basada en la demanda regional que permita diseñar programas eficientes y efectivos. En este contexto podemos promover el valor compartido y la innovación como factores generadores de riqueza adicional.

“La integración contribuye a la expansión de las intervenciones que ya están sobre la marcha, fortaleciendo los impactos que podemos lograr en la región con los recursos que ya tenemos. Esto es de suma importancia para aterrizar los esfuerzos en el territorio y ganar mayor visibilidad científica”, expresó Eduardo Somarriba, investigador de CATIE. “Es esencial fortalecer la investigación y poner a trabajar la ciencia en temas de desarrollo y senderos de impacto para proponer soluciones a los problemas de la región”.

Por Shadi Azadegan – Comunicaciones Centroamérica

Tagged With: , ,
Filed Under: Sin categoría