2012 ¿el Año no oficial de la Yuca?

1 junio, 2012 by (comments)

El 2012 podría ser recordado como el primer Año Internacional de la Yuca, aunque aún no es un reconocimiento oficial.

Esto se debe a que el mundo ha experimentado un cambio radical en la forma como percibe este cultivo, que estuvo olvidado por tanto tiempo. Y ya era hora: la yuca cada día alimenta a más de 500 millones de personas en África, y es además cultivada por millones de pequeños agricultores en Asia Suroriental y América Latina.

thailand 24_lo

Es casi indudable que la suerte actual del cultivo parece estar aumentando. Un evento importante se dio en febrero de 2012, cuando investigaciones realizadas por el CIAT revelaron a los pequeños agricultores de África subsahariana que la yuca podría ser uno de los cultivos más resilientes al clima. Los modelos de predicción climáticos mostraron posibles ganancias en la idoneidad de la yuca en muchas partes de la región a medida que aumentan las temperaturas, mientras que la de la mayoría de otros alimentos básicos se estanca o disminuye. La capacidad de la yuca para tolerar sequías y suelos deficientes la convierten en una sobreviviente y significa que podría convertirse en uno de los cultivos más prometedores para los pequeños agricultores africanos.

Ser elevado a la categoría de “raíz Rambo” fue una especie de golpe de suerte para un cultivo humilde que parece haber sido sistemáticamente desplazado del escenario por alimentos básicos mejor conocidos como el trigo, el maíz y el arroz.

El “talón de Aquiles”

Como un digno contrapunto a la investigación sobre la raíz Rambo, un segundo estudio del CIAT publicado en abril, puso en evidencia uno de los mayores obstáculos para maximizar el potencial de la yuca como un cultivo “a prueba del clima”: su vulnerabilidad a las plagas y enfermedades.

La lista de amenazas es extensa y variada: las enfermedades del rayado marrón y del mosaico de la yuca, la mosca blanca, el piojo harinoso y el ácaro verde, por mencionar algunos de sus peores enemigos. El estudio descubrió que la presión de plagas y enfermedades podría agravarse aún más a medida que se afiancen los efectos del cambio climático. El informe disparó la alarma para que científicos de todo el mundo aprovechen los adelantos ya alcanzados para fortalecer y desarrollar nuevas maneras de brindar protección contra el denominado “talón de Aquiles” de la yuca, y asegurar que esta raíz Rambo no enfrente un futuro incierto.

Esta reciente investigación retoma el trabajo del CIAT publicado en el segundo semestre de 2011, el cual identificó varias zonas de alto riesgo para nuevos brotes de plagas y enfermedades en los campos de yuca de los trópicos.

thailand 14_lo

Así todas las demás condiciones fueran óptimas, bastaría con que unas cuantas estacas de plantas infectadas pasaran de contrabando una frontera internacional para disparar una “tormenta perfecta” de brotes, en lo que era considerado un refugio seguro.

La velocidad con la que estas plagas pueden atacar y paralizar la producción de yuca se vivenció en Tailandia en 2009–2010, cuando el pequeño pero temido piojo harinoso, dio el segundo salto transcontinental en su historia, desde sus tierras nativas en América del Sur a Asia Suroriental, probablemente a través de África. Causó un daño enorme en los campos de yuca tailandeses, amenazando los medios de vida de muchos pequeños productores.

Científicos del Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA, por sus siglas en inglés), el Instituto Tailandés para el Desarrollo de la Yuca y el Departamento Tailandés de Agricultura criaron y liberaron un “equipo SWAT” de avispas parasíticas suramericanas para cazar y exterminar al piojo harinoso en una operación “aguijón” cuidadosamente coordinada. Tal intervención fue solo posible gracias a las décadas de investigación sobre la yuca.

Por supuesto, hay otras posibilidades para tratar de resolver la vulnerabilidad de la yuca a las plagas y las enfermedades, incluidos el mejoramiento de las variedades resistentes de la yuca y el manejo del cultivo. A principios de mayo se anunció que la Fundación Bill & Melinda Gates otorgó al CIAT una subvención para emprender una investigación sobre la posibilidad de desarrollar semilla sintética de yuca, como parte de la iniciativa Exploraciones de Grandes Desafíos (Grand Challenges Explorations) de la Fundación, establecida para financiar investigación innovadora para la salud y el desarrollo mundial. Cultivar plantas mediante el uso de semillas limpias y sintéticas, la producción de yuca se podría transformar, permitiendo posiblemente que los agricultores dejen de sembrar estacas de tallos, práctica que a menudo permite que plagas y enfermedades pasen libres de una temporada de cultivo a otra.

Este año y lo que viene

Muchas otras organizaciones han visto el creciente interés en la investigación sobre la yuca en los últimos años, algunos con apoyo de donantes importantes —como el Programa de Investigación de CGIAR sobre Raíces, Tubérculos y Banano, puesto en marcha oficialmente en enero.

Ahora, a medida que nos acercamos a la mitad de 2012, hay otra oportunidad de ratificar aún más la importancia de la yuca, fortalecer la investigación y aprovechar el creciente impulso que ha mostrado. Según anunciamos en nuestro blog, la segunda reunión de la Asociación Global de la Yuca para el Siglo XXI (GCP21) en Uganda, del 18 al 22 de junio, reunirá a algunos de los principales científicos del mundo y donantes con el objeto de maximizar el potencial del cultivo para enfrentar el cambio climático.

Trabajando para identificar los vacíos y las prioridades más apremiantes en la investigación, la conferencia podría ayudar a catapultar la yuca dentro de la corriente predominante de la investigación de cultivos, y ponerla, casi literalmente, sobre la mesa. Esto a su vez podría sentar las bases para celebrar de manera oficial en un futuro cercano, el  Año Internacional de la Yuca.

Tags: , , , ,
Filed Under: África, América Latina y el Caribe, Asia, Cultivos, Regiones, Suelos, Yuca