El CIAT le apunta a las semillas sintéticas de yuca

15 mayo, 2012 by (comments)

Un nuevo proyecto para producir semilla sintética de yuca —uno de los cultivos alimenticios más importantes del mundo— podría transformar la producción de este cultivo y beneficiar a miles de pequeños agricultores en África, Asia y América Latina.

El proyecto, liderado por el CIAT, fue escogido entre 2700 trabajos que aplicaron para recibir una subvención de la Fundación Bill & Melinda Gates, a través de la iniciativa Exploraciones de Grandes Desafíos (Grand Challenges Explorations), que apoya la investigación innovadora en salud y desarrollo mundial.

La yuca es la tercera fuente de carbohidratos más importante en África, es además un importante cultivo industrial producido por pequeños agricultores en el sudeste de Asia y un cultivo alimenticio vital en América Latina. A pesar de haber sido descrita recientemente como una “raíz Rambo” por su capacidad de sobrevivir la sequía y tolerar suelos deficientes —y por tanto soportar algunos de los efectos previstos del cambio climático— su talón de Aquiles es la vulnerabilidad a las plagas y enfermedades.

Esta vulnerabilidad se debe en parte al método de propagación del cultivo —generalmente mediante la siembra de estacas del tallo— que a menudo facilita que las plagas y enfermedades pasen de una temporada de cultivo a otra. Con el nuevo proyecto, científicos del CIAT creen que sembrar yuca usando semillas sintéticas producidas por plantas limpias y sanas podría ayudar a los agricultores a romper este ciclo de plagas y enfermedades.

Semillas limpias

La producción de semillas sintéticas ya se está utilizando en la industria del pino en Canadá y Escandinavia para producir árboles libres de enfermedades para obtener papel, madera y combustible. Estas semillas son inducidas artificialmente in vitro, a partir de los puntos de crecimiento de las plantas —llamadas meristemas— utilizando un tratamiento con hormonas sintéticas que hacen que produzcan “embriones somáticos”. Estos embriones son réplicas genéticas exactas de los padres, y poseen la capacidad de generar plantas enteras. A éstas se les puede dar luego un recubrimiento protector sintético, que imita un barril de semillas normales, para facilitar su almacenamiento y transporte.

“Las plantas siguen programas establecidos para su crecimiento y reproducción, y el uso de hormonas específicas nos permite hacer que cambien de un programa a otro y produzcan embriones somáticos”, explicó Paul Chavarrriaga, científico del CIAT e investigador principal del proyecto. “Procuramos imitar los procesos naturales para hacer que las plantas de yuca produzcan semillas a partir de los meristemas, en vez de, por ejemplo, las flores, las raíces o las hojas. Si empezamos con plantas limpias, las semillas nuevas también estarán libres de enfermedades o plagas. Esto podría significar que los agricultores ya no necesitarán tomar estacas de las plantas enfermas para propósitos de propagación.

“Una ventaja adicional es que es posible que las semillas sintéticas se puedan almacenar durante un año o más, en cambio las estacas solamente duran de uno a dos meses”, agregó.

Prueba de concepto

La primera fase del proyecto, que va hasta octubre de 2013, intentará probar que de verdad es posible producir semillas sintéticas de variedades de yuca de África, Asia y América Latina. Si resulta exitosa, el equipo será invitado a aplicar para una segunda fase de financiación que podría presenciar una producción de semillas a gran escala y la transferencia de semillas a estaciones experimentales en todo el trópico, y eventualmente, a los campos de los agricultores.

“Hay mucho potencial para que una tecnología como ésta contribuya a la resiliencia del sistema de producción de la yuca y a generar una enorme diferencia en los medios de vida de pequeños agricultores”, señaló Chavarriaga. “El primer desafío es probar que se pueden producir semillas sintéticas de yuca. Después de eso, el cielo es el límite”.

“Grand Challenges Explorations incentiva a personas de todo el mundo a generar ideas en donde modos de pensar creativos y poco ortodoxos se necesitan con mayor urgencia”, declaró Chris Wilson, director de Descubrimiento Mundial de la Salud y Ciencias Translacionales (Global Health Discovery and Translational Sciences) en la Fundación Bill & Melinda Gates. “Nos emociona poder brindar financiación adicional a candidatos seleccionados para que puedan continuar avanzando en sus ideas para lograr impacto a nivel mundial”.

Para mayor información:

Acerca de Grand Challenges Explorations

Grand Challenges Explorations es una iniciativa de $100 millones de dólares financiada por la Fundación Bill & Melinda Gates. Lanzada en 2008, más de 600 personas en 45 países han recibido subvenciones de Grand Challenges Explorations. El programa de subvenciones está abierto a todas las personas de cualquier disciplina y organización. La iniciativa emplea un proceso ágil y rápido para otorgar subvenciones con solicitudes cortas de dos páginas diligenciadas en línea y sin requerir datos preliminares. Las subvenciones iniciales de $100.000 dólares se otorgan dos veces al año. Los proyectos exitosos tienen la oportunidad de recibir una subvención adicional de hasta $1 millón de dólares.

Tags: , , , ,
Filed Under: Cultivos, Suelos, Yuca