Un taller que fortaleció las cadenas productivas de frutas

12 agosto, 2011 by (comments)

Representantes de las cadenas productivas de aguacate, cítricos, mango, plátano y mora estuvieron reunidos en el CIAT del 1 al 2 de agosto para fortalecer sus capacidades y conocer herramientas conceptuales y metodológicas para el desarrollo de estrategias de competitividad.

El taller fue organizado por el proyecto Agricultura Específica por Sitio Compartiendo Experiencias (AESCE) del CIAT, el cual se fundamenta en la “colectivización del conocimiento” y propone compartir experiencias de éxitos y fracasos productivos entre fruticultores, y así aprovechar el potencial del conocimiento colectivo.

“A partir de ejercicios y socializaciones, los participantes tuvieron la oportunidad de reconocer lo que sucede al interior de cada una de sus cadenas e identificar temas transversales, a partir de los cuales se pueden generar estrategias compartidas para evitar duplicar esfuerzos y no competir por los mismos recursos, en tiempos en los que son tan escasos”, aseguró Jhon Jairo Hurtado, asistente de investigación del Programa de Decisión y Análisis de Políticas (DAPA) en la línea de Investigación de Mercados, y co-facilitador del taller con Érika Mosquera, asistente de comunicaciones del mismo Programa y en la misma línea.

¿Cadenas productivas o cadenas de valor?

Una de las mayores ganancias obtenidas durante los 2 días del taller fue la claridad conceptual que se llevaron los participantes. Previamente no estaban claras las diferencias entre los tipos de cadenas existentes, pero 2 días fueron suficientes para entenderlo.

Las cadenas productivas son aquellas en las que el estado de confianza, de relación, de interdependencia entre quienes las conforman no es articulado; los flujos de información son escasos, o en algunos puntos nulos, y el interés de cada uno de los actores se centra en maximizar sus beneficios, pero no con una orientación basada en la cadena, sino con un interés particular. “Son cadenas en las que prima el CVY: Cómo Voy Yo”, indicó Hurtado.

Por el contrario, en una cadena de valor, quienes participan en ella —productores, procesadores, comercializadores, etc.— pueden generar conjuntamente estrategias a largo plazo que les permitan diferenciarse, y así competir de una mejor forma en el mercado para maximizar los beneficios del colectivo. Como existe un conocimiento de cada uno de los roles y eslabones al interior de la cadena, hay mejores rentas o ingresos más altos y una distribución equitativa al interior de la misma.

Los participantes también pudieron reconocer, a partir de determinados criterios, si sus cadenas son productivas o de valor, en qué estado se encuentran, e identificar lo que se requiere para pasar de una a otra.

De la teoría a la práctica

Durante el taller se alcanzaron los objetivos, y tras la evaluación final hubo comentarios positivos:

“Fue un taller muy importante para las cadenas. Ahora tenemos una mejor visión sobre ellas y podremos aplicar lo aprendido en los consejos regionales y nacionales”.

Carlos Escobar Torres,
Secretario técnico nacional de la cadena de la mora

“Los ejercicios prácticos nos permitieron hacer un autodiagnóstico del estado actual de las cadenas; además, aprendimos a manejar herramientas para la toma de decisiones estratégicas en la planificación de nuestro trabajo”.

Andrés Eduardo Mejía,
Secretario técnico nacional de la cadena del aguacate

“El taller permitió afianzar todas las herramientas para hacer las cadenas más competitivas a nivel nacional”.

Juan Rodrigo Alvarado,
Secretario nacional de la cadena del mango

“El mayor aprendizaje fue tener las herramientas para articular la cadena de valor a la cadena productiva. Empezamos a manejar unos criterios claros sobre los diferentes tipos de cadena e identificamos la manera de darle valor agregado a cada una de las actividades que se desarrollan al interior de ellas. La clave estará en compartir con cada uno de los miembros de nuestra cadena, para que empiecen a entender en todo su contexto lo que significa la cadena de valor. Esto se verá reflejado en mayores ingresos”.

Félix Tovar,
Secretario técnico nacional de la cadena del plátano

Como fue un taller de “aprender haciendo”, los participantes podrán empezar a implementar dichas herramientas en sus actividades diarias y en sus regiones. El secretario de Agricultura de Antioquia, por ejemplo, aseguró que ésta será la primera actividad que impulsará con las cadenas que son de relevancia en el departamento.

Finalmente, y después de reconocer las iniciativas que los secretarios y representantes de las cadenas están llevando a cabo, se podrán vincular con el proyecto AESCE, lo cual les brindará nuevos elementos para mejorar su competitividad.

Más información sobre el proyecto en:  www.frutisitio.org

Tagged With: , , , , ,
Filed Under: Agro-ecología y Economía, Cultivos, Frutas Tropicales